A buen entendedor…. (y otros refranes)

El “retome” del blog es ya un clásico en nuestra vida, lo admitimos… entre unas cosas y otras pasan los meses y tenemos al pobre Madshopping más olvidado que un paraguas en agosto…

refranitis pantalllaEl caso es que, hace ya bastante tiempo, que quería volver a estas pantallas con un proyecto de ésos que conoces y te gustan cada vez más: REFRANITIS… la más castiza interpretación de las camisetas con mensaje que tanto nos molan y encima, con un enfoque solidario ¿¿qué más se puede pedir??

Refranitis nace como iniciativa de Cristina, periodista, y Javier, arquitecto, una mezcla que suele ser bastante interesante, siguiendo la estela de la moda con mensaje pensaron ¿y qué pasa con nuestros refranes? Dicho y hecho, se liaron la “camiseta a la cabeza” y nació este nuevo concepto del refrán “ready to wear”.

¿Lo que más nos gusta de Refranitis?

Lo bien que le queda a los chicos el refranero español que hace que se hayan convertido en un must a la hora de regalar a novios, amigos, primos y hermanos… (y más si le quieres enviar una indirecta molona) y sobre todo, su atemporalidad ¡vivan las camisetas todo el año!, con un vaquero y una blazer, lucir frasecita este otoño – invierno será de lo más cool.

Pásate por su web, ¡¡envía tus ideas de refranes!! y ya sabes ¡El que no arriesga, no gana!

Anuncios

Oscars 2015… esa espectacular (y a veces terrible) pasarela

No sólo nosotras… medio universo feminoide se ha lanzado esta mañana cual posesas a las galerías de periódicos, revistas de moda y socialité, blogs y agencias para cotillear a gusto lo que más nos interesa de los Oscar 205: los diseños que actrices y actores (pero sobre todo ellas) lucían en la “gran noche”.

Eddie Redmayne de Alexander McQueen

De entre ellos, en MadshoppingMap, no hemos superado el enamoramiento profundo de Eddie Redmayne después de verle en Los Miserables, pero tras su aparición con el traje de tono deep blue de Alexander McQueen Bespoke nos ha lanzado a una desesperación amatoria digna del propio Dante.. claro que al lado de Jared Leto, que no había superado la fiesta de Carnaval, cualquier estrella brilla el doble. El oscarizado británico y Bradley Cooper se quedan entre nuestras fotos de carpeta… de la camisa-collar-meespantas de John Travolta ni hablamos para no provocar una guerra.

Y llegaron ellas…. como hablar de todas y cada unas nos puede suponer una jornada completa de trabajo, nos centramos en las que más nos gustan (y un poco en las que menos… para no copiarlas jamás).

Triunfadores del año

El corte sirena

julianne

Julianne Moore, de Chanel

¿Os acordáis del alucinante Dior, de corte maxi – princesa con el que nuestra amiga Jennifer Lawrence se pegó la piña más famosa del mundo? Pues no, este año el Oscar ha sido para el corte sirena, entallado hasta media pierna, con sus mejores (y peores exponentes).

Entre los dieces: Julianne Moore (de mayor queremos ser como ella) con un Chanel Alta Costura y joyas de Chopard que te recuerdan que tú sólo compras en ZARA.

Aunque el diseño de Givenchy Couture de Jessica Chastain no era feo, en sí… la verdad es que no la encontramos nada favorecida… o ha dejado de ir al gimnasio. Otra que nos sorprendió (y no para bien) fue Jennifer Aniston cuyo Versace era quizás demasiado….¿”enrejado”?

Los tonos nude

Gwyneth Paltrow, de Ralph & Russo

Se avecina (aviso a navegantes) una primavera de lo más “babypink”. Sólo hay que echar un vistazo a las elecciones de nuestras actrices de este año para darse cuenta de que la partida este año la ganan los tonos pastel: espectacular Gwyneth Paltrow con su vestido rosa candy de Ralph & Russo, atrevida y guapísima Marion Cotillard –vestida con un Christian Dior de Alta Costura no apto para todos los tipos y, sinceramente, no sabemos qué opinar de Keira Knightley cual mariposilla de Valentino. Keira, sabemos que estás de buena esperanza pero ésto ha sido un poco “demasiado”.

Por primera vez en mucho tiempo he querido asesinar al estilista de Nicole Kidman cuyo vestido palabra de honor cubierto de paillettes irisados de Louis Vuitton la ha hecho parecer una merluza recién pescada… y luego estaba por ahí Lady Gaga que se había escapado de una audición para interpretar a la madrastra de Cenicienta y claro.. no le dió tiempo a cambiarse.

El libanés Zuhair Murad volvió a hacer brillar la alfombra roja… el vestido de Anna Faris fue una muestra de su maestría con las texturas y los vuelos, no ha sido de los más comentados y a nosotras, sin embargo nos pareció…. alucinante.

Monotonales

Los estampados han pasado a mejor vida… al menos en la alta costura (tomamos nota para bodas y “demases”). Los diseños apuestan por la sobriedad, el juego de texturas y los vestidos – joya.

Ajedrezados, rayas, topos o cualquier otra figura quedan relegados al day to day. Algunas  que lucieron estampados con mayor o menor fortuna en esta edición fueron Louise Roe y Naomi Watts y ninguna pasará a la historia….

 

Y las que se salieron del guión….

Emma Stone de Elie Saab

Rosamund Pike con un diseño bordado de Givenchy Couture de inspiración “española” en rojo muy favorecedor. Aunque no siguió la estela nude de la mayor parte de las actrices, la nueva novia de América (con permiso de Her Majesty The Queen) fue una de las más fotografiadas de la gala.

El Elie Saab verde de Emma Stone que volvió a centrar las miradas de todos. La novia de Spiderman va camino de convertirse en el nuevo icono de moda de Hollywood y ¿qué queréis que os digamos? Nos encanta.. (Casi siempre).

Sosa de campeonato, y es que la chica es sosa, Dakota Johnson que hizo que su asimétrico de Saint Laurent pareciera de la sección de fiesta del Carrefour… un desperdicio chica…

De negro, sobria y espectacular Cate Blanchett escogió un diseño de Alta Costura de Martin Margiela. ¿¿¿Hemos dicho que de mayores queríamos ser como Julianne Moore??? y un poco también como Blanchett

Como su compañero de reparto, Felicity Jones escogió también a Alexander McQueen. El vestido nos gusta pero quizás, un poco más de altura no habría venido mal. Fue de las pocas que se atrevió con el corte princesa y el resultado a nuestro entender es… correcto.

…. ¿cuál es vuestro premio?